123 Señor, tengo una consulta

by IPUC Central Bogotá,

Para pensar

Los medios de comunicación, las redes sociales, y el voz a voz nos mantienen informados con verdades, con verdades a medias, y con mentiras. Vivimos en una sociedad en la que con un solo clic nos enteramos de tragedias domésticas, locales, y nacionales. Los problemas surgen como el sol de cada día. Y no cortos con los problemas que nos rodean, en nuestra vida tenemos problemas; para algunos la vida ya es un problema.

Algo similar vivía el pueblo hebreo una vez conquistaron la tierra de Canaán. Su líder, Josué, murió y no hubo quien les dijera qué hacer, a dónde ir, cómo organizarse. Su vida, como comunidad, comenzó a tener problemas. El pueblo de los cananeos, unos vecinos malvados, comenzó a ser un serio problema.

Ante la dificultad, la respuesta estuvo en una consulta a Dios. Josué les había dejado claro que estaban bajo el control de Dios, que ellos eran su pueblo, y que las decisiones las tomaba Dios y se hacía lo que él dijera. De manera que así lo hicieron: el pueblo consultó a Jehová quién subiría a pelear contra los cananeos.

La respuesta no se hizo esperar. La solución al problema llegó desde el mismo Dios: los hijos de la tribu de Judá subirán. Lo hicieron, y Dios les entregó la victoria. Las ciudades de Jerusalén y Hebrón fueron su máximo logro. Años más tarde, Jerusalén se convertiría en la capital del reino.

Ante la muerte de Josué, el pueblo habría podido elegir un nuevo líder, decidir quién pelearía por conquistar Jerusalén, quién saldría a la guerra. Contrario a ello lo que hicieron fue consultar a Jehová. ¡Cuanta falta nos hace seguir su ejemplo! ¡Cuanta falta nos hace consultar a Dios por nuestro camino, nuestras decisiones!

Sin importar las circunstancias que nos rodeen, o cuantas oscuras noticias nos lleguen, cuando la guía de nuestra vida es Dios, nada sale mal. Él es fiel y justo para darnos más allá de lo que pedimos y entendemos. Cuando él tiene el control, cuando él es el guía de nuestra vida, la orientación conduce a grandes victorias.

Una gran lección de liderazgo está en dejar que él sea quien tome las decisiones. Nuestros pensamientos no son como sus pensamientos. Sus pensamientos son mucho más elevados, muchos más altos. Son perfectos. Nuestra tarea es consultar con él.

Para leer

Te invitamos a dedicar unos minutos diarios al estudio de la Biblia. Te recomendamos unas  lecturas que te orientarán para que sea Dios quien tome las decisiones en tu vida.

Jueces 1:1-10

Salmo 40: 1-4

Salmos 37:5

Proverbios 3:5

Isaías 55:9

Filipenses 4:6

En la próxima entrega.

Nos alegra mucho continuar con la serie titulada Lecciones desde Jueces. Esperamos que Dios use este texto para enseñarte algo y te motive a tomar una decisión en su voluntad. Nuestra próxima entrega titula: Haz lo mejor.

Para terminar

Hay momentos en que nuestra vida se convierte en un laberinto sin salida. Cada problema que llega parece no dar tregua. Cuando te sientas así, haz una consulta a Dios. Ora a Dios y deja que él lidere tu vida para las decisiones que tomes sean las mejores. Él sabe qué es lo mejor para tí. Ora a Dios, dile: Señor tengo una consulta…