127 El todo del hombre

by IPUC Central Bogotá,

Para pensar

Resulta que vas pasando cerca de una lujosa panadería. Desde antes de llegar sientes el olor a pan fresco y cuando estás frente, ves por la ventana una serie de llamativos y deliciosos ejemplares de diversas características. No puedes resistir, decides entrar y sales de allí con una bolsa llena de varios de ellos. Al querer dar el primer mordisco, todo el olor desaparece y la apariencia de un exquisito pan se disipa. ¡Es hueco!

Vacío, fútil, hueco, nada… palabras que describen los sentimientos de desilusión y desencanto. Esta es la vida que muchos experimentan. Luchan por encontrar la “buena vida”, llena de posesiones, experiencia, placer, títulos y poder y al final hallan una vida vacía y sin significado. Tal desilusión termina en desesperación e inconformismo.

Hace casi tres mil años, Salomón habló de este dilema humano, pero los puntos de vista y las aplicaciones de su mensaje son relevantes en nuestro siglo. Eclesiastés, el sermón escrito de Salomón, es un análisis de las experiencias de la vida y un ensayo crítico acerca de su significado.

En este libro Salomón nos lleva en un viaje mental a través de su vida, y nos explica cómo todo lo que intentó, examinó, probó y obtuvo, resultó ser “vanidad”, inútil, irracional, sin sentido, necio y vacío; y estamos hablando de un hombre que lo tuvo todo.

Salomón llega a su conclusión determinante: “Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre”. Cerca del final de su vida, miró hacia atrás con una actitud de humildad y arrepentimiento. Hizo un inventario del mundo que él había vivido y nos dejó una enseñanza por medio de su experiencia personal que todo lo que está lejos de Dios es vacío, hueco, y sin significado alguno.

Salomón hizo un enfoque muy sincero del ser humano. Todas sus declaraciones acerca de la vanidad de la vida están ahí con un propósito definido: guiarnos a buscar la verdadera felicidad únicamente en Dios, dirigirnos hacia el único que verdaderamente puede cumplir toda esperanza.

Para leer

La Biblia está plasmada de lecturas que nos invitan a confiar y buscar en Dios nuestro descanso. El libro de Eclesiastés nos lleva por un interesante recorrido por la vida de un hombre que reconoció esto. Te invitamos a leerlo en cuatro momentos.

  1.    Experiencia personal de Salomón (1.1. – 2.26)
  2.    Observaciones Generales de Salomón (3.1. – 5.20)
  3.    Consejos Prácticos de Salomón (6.1 – 8.17)
  4.    Conclusión Final de Salomón (9.1 – 12.14)

Próximas entregas

Iniciamos con este número la serie “El Predicador”, dónde exploraremos durante cinco ediciones, las enseñanzas que el hombre más sabio que ha habido sobre la tierra nos quiso dejar. Nuestro siguiente número titulado Llega el tiempo, nos traerá una nueva reflexión de su sermón.

Para terminar

Los tiempos que vivimos nos mantienen inmersos en múltiples ocupaciones, corremos de aquí para allá, el tiempo no nos alcanza, obtenemos satisfacciones momentáneas por triunfos planificados, pero al final del tiempo, vuelve la infelicidad y los deseos de querer algo más. Temamos a Dios y guardemos sus mandamientos (Ec. 12:13), esto finalmente es el todo del hombre.